El instante de lo eterno

Fotografía: Elena del rivero Modelo: Cristina García

Fotografía: Elena del rivero
Modelo: Cristina García

El tiempo pasaba al compás de las gotas. La mujer se recostó en la bañera, desnuda y aterida de frío, preguntándose qué hora y día serían. Desde allí, el mundo se veía como a través de un cristal empañado. Algunas veces veía sombras cruzarse o escuchaba palabras perdidas; pero no eran más que pedazos inconexos de vidas ajenas. El mundo de los vivos.

Aunque siempre había un momento, un día al año, en que aquel velo se levantaba y todo parecía más claro. En ese instante sus mundos se cruzaban y cualquier cosa podía suceder. La mujer sonrió pensando en eso, era como regresar de nuevo al hogar. Era como no haber tomado nunca aquella decisión.

Con un inconfundible chasquido, oyó girar el pomo de la puerta del baño: el momento había llegado. Llevó una mano al borde de la bañera para asirse y se puso en pie. Desnuda y pálida se enfrentó a unos ojos humanos que la vieron sin creérsela del todo. Observó complacida como su piel se volvía blanca y fría como la de ella, y escuchó claramente, esta vez sí, la angustia al salir de la boca de un vivo. Quizá aquella vez, por fin, consiguiera un compañero para la eternidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s